Ir al contenido principal

Ir al menú de navegación

Volver al

Listado de noticias

Publicado el
21 de Abril de 2017

El primer blend de vino y té del mundo

Los expertos consideran que el vino y el té son bebidas idóneas para educar al paladar, y es precisamente eso lo que este proyecto que acaba de ser lanzado al mercado, el primer blend de vino y té del mundo, quiere conseguir: elevar el paladar de quien lo pruebe y abrir las papilas gustativas a toda la gama de sabores.

Su nombre es Poet y cuenta con tres variedades cada una de las cuales mezcla una variedad de uva y los tipos de té más representativos de tres de las culturas más antiguas del planeta: India, Japón e Inglaterra. En esta línea, el nombre de cada uno (Ghazal, Haiku y Sonnet) está inspirado por la poesía más representativa de cada lugar.

"La comida es poesía, versos y estrofas que los sentidos deben interpretar", explica Tadeo Cortés, el maestro detrás de Poet. Bajo esta premisa, y con la intención de abrir un nuevo mundo de matices a la percepción del paladar, la empresa española Poet comercializa el primer vino con té del mundo. “Frente a la anodinia palatina impuesta por la comida rápida y procesada, las suaves y expresivas notas de Poet infunden nuevos gustos combinando variedades de vino y té exquisitamente seleccionadas”, comentan sus impulsores.

Tres blends, tres vinos

Cada blend concentra una cultura diferente y está inspirado y nombrado bajo la poesía más característica de cada lugar: Soneto​ representa la distinción inglesa, empezando con una elegante estructura y terminando con un equilibrio perfecto entre acidez y frutosidad. Haiku, inspirado por la homónima poesía de Japón, desprende un aroma floral en nariz y un fino buqué. Y, finalmente, Ghazal, mezcla el arte y el misticismo de la India, así como notas delicadamente especiadas que crean un interesante balance de aroma e intenso sabor.

Para crear estos vinos, Poet ha seleccionado cuidadosamente las tres variedades de té más representativas de cada región. Soneto es un vino tinto con la fuerza del té negro Earl Grey​. Haiku, un blend que conjuga la liviandad de la uva blanca con la sutileza del té verde Sencha​. Ghazal, con uva tinta merlot, se infusiona con la profunda intensidad del especiado té negro Chai Masala​.

Un nuevo nivel gustativo

Pensados para envolver los sentidos en una experiencia epicúrea, estos nuevos vinos son el resultado de una exhaustiva investigación y un complejo análisis organoléptico dirigidos a encontrar las variedades más apropiadas. Unas mezclas que potencian el sabor del té, sin desvirtuarlo: la uva garnacha es la elección perfecta para Soneto, mientras Haiku casa limpiamente con chardonnay y merlot es la uva ideal para complementar Ghazal.

“La gente pasa la mayor parte del tiempo consumiendo comida rápida o de escaso o ningún sabor. Muchas veces olvidamos el placer de degustar algo significativamente sabroso y terminamos por comer solo para alimentarnos. Por eso, los blends de vino y té Poet son una elección exquisita para disfrutar una copa de vino”, afirman desde la empresa.

Facebook Twitter

Colaboradores